El antiguo puerto de Garachico trajo abundante prosperidad a la Villa antes de la erupción de Trevejo. Un claro ejemplo fue la instalación en el siglo XVII del taller escultórico del sevillano Martín de Andújar, discípulo de Martínez Montañez. Andújar creó escuela en Tenerife con artistas canarios como Francisco Alonso de la Raya o Blas García Ravelo.

En pleno siglo XXI, el legado de Andújar sigue presente en la imaginería religiosa de Garachico, cuyo máximo esplendor se produce cada primavera con su Semana Santa.

Raúl Pérez tiene 20 años y este año será el tercero en que procesione por las calles de Garachico una imagen suya. En 2015 realizó en terracota a la Virgen del Consuelo, una talla de candelero que donó a su hermandad, la de Nuestra Señora del Rosario. “La tenía en casa y don Francisco vio que era buena para el paso de El Descendimiento porque le faltaba una imagen de la Virgen”, relata. Así fue como el anterior párroco de Santa Ana incorporó la talla a la Semana Santa del pueblo el mismo año que, por cierto, Raúl realizó su primer cartel de los actos.

A la Semana Santa de Garachico le falta La Piedad

El joven garachiquense es técnico superior de Escultura por la Escuela de Arte Fernando Estévez (que toma nombre del célebre artista orotavense) y, aunque en la actualidad trabaja en su casa, ya tiene la mente puesta en su siguiente etapa: estudiar Imaginería en Sevilla. Raúl se ve obligado a abandonar su tierra porque “en Canarias hay poco” y, además, no se trabaja cómo el prefiere: “quiero aprender la técnica antigua, la de modelar a mano”. Es aquí cuando saca a la palestra el nombre del escultor sevillano. “A ver si se vuelve a montar aquí la escuela de Andújar”, sonríe. No lo esconde, es su gran sueño. Lo logre o no, sí desearía esculpir para su pueblo la imagen de La Piedad. Asegura que “es el paso que la falta a la Semana Santa de Garachico, una escena importante porque se contempla tanto en el Vía Crucis como en el Vía Matris”.

La corta vida de Raúl no ha sido impedimento para sumar creaciones a su carrera. Aunque la Virgen del Consuelo es su talla más representativa, cuenta en su casa con otra Dolorosa (la primera que realizó) y tiene expuestas en la torre de Santa Ana algunos pasos de la Semana Santa de Garachico en miniatura, así como diversos momentos de la vida de San Roque, el nuevo y flamante patrón del municipio. Raúl Pérez se confiesa con DAUTE DIGITAL en la iglesia franciscana de Nuestra Señora de los Ángeles, a pocos metros de su Virgen del Consuelo. Este Domingo de Ramos sale en procesión portada a hombros por la Hermandad del Rosario, acompañando desde el convento de la Inmaculada Concepción al paso de La Oración en el Huerto de los Olivos hasta la parroquia de Santa Ana. Allí será integrada en el imponente conjunto de El Descendimiento para volver a recorrer las calles de Garachico el Viernes Santo en la Procesión Magna.

El traslado del Cristo de la Misericordia a la Casa de los Ponte protagoniza el cartel de la Semana Santa 2017

Pero la relación de Raúl Pérez con su parroquia y la Semana Santa va más allá de la escultura. Este 2017 ha dibujado su tercer cartel de la Pasión, recogiendo el testigo de Benjamín Lorenzo, Pedro Acosta o Paco Delgado. Tras plasmar la salida del Cristo de Andújar de Santo Domingo y la procesión del Señor de la Humildad y Paciencia desde los Ángeles, este año el cartel lo protagoniza el traslado del Cristo de la Misericordia al Oratorio de los Ponte, temática sobre la que versó hace una semana el pregón de Rosa Méndez. Todo está relacionado. Raúl verá salir de Santa Ana este emblemático rito secular minutos después de que su Virgen del Consuelo entre en la parroquia.

Copiar la Semana Santa andaluza demuestra falta de personalidad

Fiel defensor de la Semana Santa canaria

Como integrante del Equipo Litúrgico de Semana Santa, también realizó este año el cartel del Vía Matris, que por primera vez salió a la calle el 31 de marzo con la imagen de Nuestra Señora de los Dolores. “Quiero hacer más carteles de Semana Santa, pero en Garachico también hay mucha gente preparada que puede hacerlo”, apunta.

Frente a la moda de los últimos años de copiar (mal) el estilo andaluz en la Pasión, Raúl Pérez tiene claro que hacerlo denota “falta de personalidad”. “Si nosotros tuviéramos ese cariño por lo propio que tienen en Andalucía, no nos haría falta imitar nada, sino innovar sobre lo nuestro. A mí me encanta la Semana Santa andaluza, pero me encanta ir a verla allí, no en Canarias”, sentencia.

Afortunadamente, en casa no han sucumbido a la moda. “Espero que en Garachico nunca se pierda la esencia canaria”, expresa. De hecho, el Equipo Litúrgico está intentando en los últimos años portar a hombros el mayor número de pasos posibles, algo que han conseguido gracias a que el número de colaboradores de la parroquia se ha mantenido en Garachico frente al descenso generalizado en el resto del país. “Tenemos esta Semana Santa gracias a los patrocinadores de cada paso que se hacen cargo de los gastos cada año de manera altruista y sin ser de su propiedad”, agradece Raúl al mismo tiempo que echa en falta más salones para poder trabajar “no solo en Semana Santa”.

Raúl Pérez expuso el año pasado la vida de San Roque en miniaturas

“No hace más porque no quiere”, bromean desde el Ayuntamiento

A San Roque, Raúl lo ha honrado con el cartel de la peregrinación extraordinaria de 2016 por el municipio con motivo del Año de la Misericordia, así como decorando el altar de la misa en la que fue nombrado patrón y que en un principio iba a ser el cartel de la peregrinación. Pero la obra de Raúl Pérez en Garachico no acaba ahí. Ha realizado varios carteles del Encuentro Nacional de Folclore que organiza anualmente la Agrupación Folclórica Ben Gara, a la que pertenece. También tuvo el honor de realizar en 2015 una de la carrozas de las Fiestas Lustrales del Cristo de la Misericordia y este año ilustrará el cartel de las primeras Fiestas Patronales en honor a San Roque y Santa Ana.

Desde el Ayuntamiento de Garachico tienen claro que “no hace más porque no quiere”, bromea el concejal de Cultura, Rafael González. “Las puertas del Ayuntamiento no solo están abiertas sino que es raro cuando no se le estimula para que realice cualquier trabajo”, afirma el edil.

Raúl recoge el guante. No oculta su satisfacción por trabajar para su pueblo, aunque señala con timidez que “tampoco quiero hacerlo todo”. Cree que habrá vecinos que vean mal esa especie de exclusividad, pero reconoce que es imposible trabajar pensando en agradar a todo el mundo. Él, de momento, acaba de comenzar una nueva Semana Santa.

La Virgen del Consuelo procesiona este Domingo de Ramos por tercer año

Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*