Cuando la luna ayuda a prevenir el mar de leva

El 1-1-2 advierte que las mareas astronómicas son un peligroso aliado de los temporales marítimos y los pueblos como Garachico deben preverlas con suficiente tiempo

0
Foto: Jerónimo Reñasco

Sorprendió a todos. Nadie esperaba que el mar invadiese la avenida marítima de Garachico el Martes de Carnaval. Al menos, no tan pronto. El Ayuntamiento había sido avisado por la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias de que se establecía la prealerta por fenómenos costeros a partir de las 13.30 h y la alerta a las 17.30 h. Con esos datos sobre la mesa, el consistorio colocó discos que prohibían el estacionamiento en la vía, algo normal en estos casos, como también es normal que muchos conductores hagan caso omiso a esas señales.

El mar saltó sobre las 14.30 h y cogió desprevenidos a todos. Dos coches fueron arrastrados por las olas en la avenida, aunque sin lamentar daños materiales. El agua invadió también el antiguo muelle y afectó a otros tantos vehículos.

Publicidad - Campaña de Navidad de Buenavista del Norte

“Había previsión de olas de 2,7 metros y normalmente el mar no salta a la avenida con esa altura.” Ese fue el argumento que esgrimieron una y otra vez las autoridades municipales al día siguiente. Los datos del oleaje los obtiene la Policía Local a través de webs de surfistas que estiman con mayor o menor precisión la altura de las olas. En un pueblo de 5.000 habitantes, ese es el sistema de medición empleado para actuar, además, en solitario en una carretera de competencia insular.

Esos hechos, sin embargo, no deberían ser un impedimento para extremar la precaución. Eso es lo que advierte el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad del Gobierno de Canarias (CEOES), el 1-1-2. El coordinador multisectorial lo tiene claro: “hay que anticiparse”. Moisés Sánchez lleva años trabajando en situaciones de emergencia y conoce los peligros de un temporal marítimo en poblaciones costeras. Asegura que la precaución no es competencia solo de la población general, muchas veces imprudente, sino también de las administraciones públicas. Por eso, preguntado por las medidas del Ayuntamiento de Garachico, opina que “no es necesario esperar al aviso del Gobierno de Canarias para tomar medidas”. “El Ministerio de Medio Ambiente hace públicas cada año las tablas de mareas astronómicas y hay que tenerlas en cuenta”, apunta.

Las mareas astronómicas se forman por la oscilación periódica del mar a causa de las fuerzas gravitaciones sobre la Tierra (sobre todo, cuando hay luna nueva) y no tienen por qué coincidir con los temporales marítimos. Son cosas distintas, pero cuando confluyen pueden ocasionar daños importantes. Fue lo que ocurrió en Garachico. El 26 de febrero hubo luna nueva y, dos días más tarde, prealerta por oleaje elevado. El resultado quedó reflejado en las decenas de fotografías y vídeos que llenaron las redes sociales el Martes de Carnaval.

Desde el 1-1-2 apuntan que las mareas astronómicas más importantes son con los dos equinoccios. El 28 de marzo, justo en los límites del equinoccio de primavera, habrá luna nueva. Para Moisés Sánchez, datos como estos bastan para que los ayuntamientos costeros tomen nota para evitar posibles daños.

Tendríamos que cerrar la avenida 2 o 3 veces al mes

La visión del alcalde

Preguntado por el aviso del CECOES, Heriberto González se muestra resignado. “No podemos hacer otra cosa sino cumplir con los protocolos”, señala el alcalde de Garachico, quien reconoce que, si cumpliesen a rajatabla todas las indicaciones ante posibles oleajes fuertes “tendríamos cerrar la avenida dos o tres veces al mes”. González advierte que una interpretación estricta de las recomendaciones de prevención ante estos casos “ocasiona muchos problemas, porque tenemos que desviar el tráfico de una carretera comarcal por el casco histórico de Garachico, con camiones pesados cargados de combustible por calles estrechas y con las incomodidades que supone para los conductores, para los vecinos y para el propio patrimonio del pueblo”.

“Nosotros seguimos el sistema de avisos del Gobierno de Canarias, observamos el mar y realizamos el cierre de avenida ateniéndonos a diversos factores”, precisa. El alcalde recuerda que la viceconsejera de Medio Ambiente y Seguridad, Blanca Pérez, se comprometió a incluir una boya monitorizada para el litoral de Garachico dentro de una serie de inversiones previstas por el Gobierno de Canarias. Así mismo, Heriberto González recalca el consenso entre las diferentes administraciones para redactar un protocolo de actuación ante temporales marítimos en Garachico, “el único pueblo de Canarias con problemas cuando ocurre esto”.

Lo cierto es que, con boya o sin ella, la Villa y Puerto sigue abocada a no darle la espalda al mar y echar la vista atrás para recordar algunas situaciones funestas donde el compañero natural del pueblo arremetió contra él. El 28 de marzo volverá a haber luna nueva.

Avatar
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.