Sí se puede cree que el gobierno buenavistero retuvo el pago al centro ocupacional Isla Baja

Los ecosocialistas han comprobado que los fondos llegaron en noviembre al Ayuntamiento, aunque se pagó lo adeudado en enero

0

Sí se puede estima que el gobierno de PSOE-CC en Buenavista retuvo los fondos destinados a la cooperativa Iris Canarias que gestiona el centro ocupacional Isla Baja. El Ayuntamiento recibió en noviembre de 2016 la subvención del Instituto Insular de Atención Social y Sociosanitaria dependiente del Cabildo de Tenerife (IASS) con este fin, según ha podido saber la organización ecosocialista por información obtenida en la propia corporación.

Sin embargo, a pesar de contar con ese dinero, el grupo de gobierno no procedió al pago hasta principios de 2017, dentro del mismo periodo contable, pero meses después de haber accedido a la transferencia del IASS. DAUTE DIGITAL publicaba estas declaraciones de la alcaldesa de Buenavista, Eva García, que han hecho reaccionar a la oposición ecosocialista continuando un nuevo capítulo sobre el pago a esta cooperativa.

Publicidad - Campaña de Navidad de Buenavista del Norte

“El único motivo que se nos ocurre como explicación para que el Ayuntamiento haya actuado de esta manera es que destinaron a otro fin el dinero recibido para el centro ocupacional y que por ello tuvieron que aprobar más tarde el pago sin consignación presupuestaria”, asegura la concejala Vanesa Martín, portavoz del grupo municipal ecosocialista.

Con el fin de ahondar en más datos, Sí se puede prevé tramitar la solicitud de información sobre el detalle de las transferencias bancarias ejecutadas por el Ayuntamiento de Buenavista en noviembre y diciembre de 2016.

Sean cuales sean los motivos por los que el grupo de gobierno procedió a pagar más tarde a la cooperativa Iris Canarias el coste de sus servicios durante cinco meses de 2016, la organización ecosocialista mantiene sus señalamientos por la “nefasta” gestión económica del gobierno de PSOE-CC en Buenavista.

Sí se puede mantiene su crítica a que la mayor parte de las facturas pendientes de pago correspondientes a 2016 –y que se cargarán sobre el presupuesto de 2017– correspondan a pagos pendientes a proveedores locales y gasto corriente. “No se trata de facturas relacionadas con proyectos plurianuales, sino de facturas de diario, como el servicio de recogida de basuras”, detalla la portavoz.

Para Sí se puede, la responsabilidad del gobierno de Buenavista es muy importante porque “durante 2016 se acumularon para pagos fuera de consignación presupuestaria en 2017 pequeñas facturas de proveedores locales que han tenido que esperar casi un año para para ser pagadas, lo que amenaza gravemente a la economía de pequeñas empresas del municipio y, por tanto, a la propia vida económica de familias de Buenavista y al pueblo en su conjunto”, destaca la concejala.

Por este motivo, Sí se puede preguntó en el pasado pleno celebrado a finales de enero por las facturas de 2016 pendientes de pago. Estas, al haberse tramitado como pagos sin consignación presupuestaria y a cargo del presupuesto de 2017, tienen un procedimiento de cancelación de la deuda engorroso y lento. De esta forma, las empresas proveedoras han tenido que esperar a finales de enero o febrero para comenzar a cobrar los servicios o prestaciones adeudados. “En definitiva, el grupo de gobierno cerró sus cuentas de 2016 con cerca de un cuarto de millón de euros sin pagar, que se han visto obligados a trasladar a los primeros meses de 2017 por una gestión chapucera”, concluye Martín.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.