Ferrusquentos: marca registrada

Daute tiene una cita obligada con el carnaval este martes 14 y con la murga Ferrusquentos de Garachico. El concurso de murgas del norte de Tenerife se celebra en Icod a partir de este lunes 13.

0

Este martes 14, Daute tendrá un representante en el concurso de murgas del norte de Tenerife: Ferrusquentos. Los más de 45 componentes prometen estar al doscientos por cien en el concurso y tienen como expectativa pasar a la final del sábado 18 para poder cantar los “cuatro temas buenos” que tienen. DAUTE DIGITAL no se perderá al único representante de la comarca.

Hablar de la murga Ferrusquentos no resulta fácil. Más que nada porque de un inicio las risas y el vacilón son parte de la entrevista. Pero ser buen periodista salta todo tipo de barreras, incluso las risas más llenas de confianza.

Han construido una murga llena de identidad: bebida propia, escenografía característica, crítica ácida y con un marcado sesgo político, gran carga audiovisual fuera del escenario y musicalidad contundente. Tras hacer historia en 2015 y pasar a la final en su año de estreno, Ferrusquentos vivió un momento agridulce en 2016 al no ser una de las murgas finalistas.

No obstante, no dejó de ser una lección. Felipe Baute, director, y Daniel Gutiérrez, el ‘Azpilicueta’ de la murga (apodo que sirve como sinónimo de coordinador de escenografía y una comparación con el director de las galas de la reina del carnaval chicharrero); consideran que “nos hemos visto obligados a aprender a contrarreloj por el éxito del primer año. De todo tenemos que aprender y lo del año pasado fue una lección en el sentido de que cuando vimos el por qué no pasamos a la final nos dimos cuenta de muchas cosas”. Aseguran intentar corregir de cara al martes 14 de febrero.

Poder cantar los cuatro temas

Con respecto a la fase de este año, la expectativa es pasar a la final. No ya por el hecho de conseguir premio, dice Baute, “sino porque sabes que si pasas a la final vas a tener la oportunidad de cantar los cuatro temas. Queremos pasar para mostrar todo lo que hemos hecho estos meses”.

Prometen cuatro temas buenos. “Cierto es que a la murga hay uno que le gusta más que el resto y que va a ir a la fase pero si pasamos a la final no nos pasaría como el primer año que nos cogió un poco en bragas”, asegura el cabeza visible musical del conjunto garachiquense.

“Ferrusquentos es una marca independiente”

‘De Garachico soy, ferrusquento me llamo yo’ cantan en su despedida sin cesar pero Felipe Baute declara que “no me siento ni representante de Garachico”, responde al ser preguntado si piensa que pueden ser la imagen de Daute por ser la única murga de la comarca. “Me siento una murga, un grupo de amigos que nos hemos reunido a hacer esta locura. Hay mucha gente de Garachico detrás de esta locura. Todavía te choca porque nunca pensé que una murga fuera a tener la repercusión que tiene”, confiesa.

Sin embargo reconoce tener en las filas de la murga a gente de Los Silos o Buenavista. Incluso de Icod o de La Guancha. “Sí sentimos que en este espacio geográfico había gente que quería formar una murga y hemos abierto el hueco para que esa gente entre dentro. En cierta forma sí podemos ser un poco representantes pero no estamos con esa etiqueta. Nos representamos a nosotros mismos y ya está”, y a esto añade Gutiérrez entre risas que “Ferrusquentos es una marca independiente”.

La palabra sacrificio parece sinónimo de murga. En estas semanas, los meses que ensayan todos los grupos del carnaval es uno de los temas más mencionados. Por eso, Gutiérrez piensa que ser Ferrusquento es “un sacrificio, es tensión al subirte al escenario pero no es nada utópico estar en una murga. No está lejos de cualquier persona que quiera y tenga ganas pero sí es verdad que son muchos elementos que tienen que engranarse para que todo camine”.

Evolución musical

De entre todos esos elementos destaca un aspecto de Ferrusquentos. Sus componentes, en su mayoría, son personas que no habían entonado nunca una nota. Musicalmente “hemos evolucionado bastante. Ahora no somos cantantes profesionales pero sabemos poner las voces, no hace falta repetir tanto las cosas, ha cambiado hasta la forma de respirar, de coger aire, se nota”, declara Felipe Baute. Esto ha supuesto un reto personal muy importante para él que viene de la música pero que desconocía por completo el mundo murguero.

“Entendemos que cuando alguien te va a escuchar si está sonando fatal va a dejar de escucharte. Lo importante de todo es la letra pero si tú estás cantando mal, la gente va a pasar de ti y no va a escuchar la letra”, tiene como premisa Baute quien iba a encargarse solo del montaje musical e iría al principio, solo por un par de meses y “al final… en lo que se ha convertido esto”, añade para decir que “estamos bastante satisfechos con lo que estamos haciendo”.

“Hacer reír siempre cuesta más que hacer llorar”

Los expertos murgueros y los aficionados siempre diferencian entre murgas críticas y murgas que hacen humor. “Cantamos mucho mejor un tema de rajazo que de humor”, explican ambos y confiesan que les cuesta mucho hacer humor: “todavía es por ese período de aprendizaje. Muchos todavía tenemos vergüenza de subirnos al escenario. Hacer humor requiere de mucho desparpajo y todavía estamos muy encorsetados. Hacer reír siempre cuesta más que hacer llorar”, concluye Baute. No obstante, tienen claro que hacer humor, y no del fácil, es uno de sus objetivos.

Para todos los que acudan el próximo martes 14 de febrero una advertencia ferrusquenta: “queremos ir a darlo todo y no quedarnos con nada detrás. Dar el doscientos por cien en la actuación”, expresa Daniel Gutiérrez ‘Azpilicueta’.

Avatar
Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Comunicación institucional y gestión de redes sociales.