“¿Reserva Marina en Teno? Antes habría que informar a la población”

El Club Náutico Punta Teno se divide con respecto a su implantación porque “hay gente que no conoce en qué condiciones se abre”, explica David Díaz, presidente de la entidad

0
326

Creen que sería necesario informar a la población sobre cómo funciona una Reserva Marina. Esa es la respuesta del Club Náutico Punta Teno al preguntarle por la implantación de este espacio. “Antes de opinar habría que informar a la población sobre en qué consiste la Reserva Marina”, apuntan.

El club se divide con respecto a su implantación porque “hay gente que no conoce en qué condiciones se abre una Reserva Marina”, explica David Díaz, presidente de esta entidad. Desde su punto de vista, “una reserva funcionaría y daría vida a Punta de Teno, no cabe duda”, añade.

Pone como ejemplo a la Reserva Marina de El Hierro: el entorno de la punta de La Restinga y el Mar de las Calmas. “Eso ha sido un beneficio enorme para El Hierro”, y le pone un pero: “hay gente que a lo mejor está en contra porque no sabe en qué condiciones se abre una reserva”.

Por su parte, Loli Díaz, secretaria del Club Náutico Punta Teno, piensa que “siempre se hace el trabajo empezando por el techo y no por los cimientos. Vamos a enseñar primero lo que es una Reserva Marina y luego vamos a preguntar qué piensan al respecto”, recomienda.

Qué es una Reserva Marina

Las Reservas Marinas son espacios en los que se aplica una legislación especial y restrictiva. En estas zonas se restringe la pesca para potenciar el valor pesquero y ecológico. Así, se convierten en espacios protegidos donde las especies se pueden reproducir y se pueden recuperar los recursos de manera natural.

Según recoge la propuesta de zonificación y usos de la reserva marina de interés pesquero de Teno elaborado por el Instituto Universitario de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad de La Laguna “está demostrado que las Reservas Marinas de Interés Pesquero son instrumentos eficaces a la hora de regenerar los recursos marinos vivos de los ecosistemas litorales, acompañadas de una buena gestión y un control exhaustivo. Los resultados son evidentes en dos o tres años beneficiando, directamente, a los pescadores profesionales locales, y aportando valor añadido a los centros de buceo y a las excursiones marítimas, a la pesca deportiva y a todas las actividades permitidas y reguladas por la Reserva”.

Este estudio, dirigido por el Dr. José J. Pascual Fernández, también recoge que el principal inconveniente u obstáculo de la implantación de las reservas marinas está “relacionado principalmente con cuestiones sociales y económicas, fácilmente solventables la mayoría de los casos con un poco de voluntad política e información adecuada a los sectores implicados”.

Concretamente, la propuesta habla de la zona de Punta de Teno como “áreas especialmente valiosas desde el punto de vista ecológico, pero también desde el socioeconómico y el paisajístico, por lo que la zonificación y los criterios que nos permitan decidir los usos permitidos y regulados por la Reserva han de tener en cuenta los usuarios tradicionales de la zona y los beneficios que de ellas se obtienen”.

Avatar
Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Comunicación institucional y gestión de redes sociales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.