369: la primera guagua a Teno

Anécdotas, novedades y disparidad de opiniones marcan la regulación de la Punta de Teno, que puede suponer un antes y después en Tenerife

0
314

Desde este sábado, la Punta de Teno se ha convertido en el primer enclave público de Tenerife en contar con un acceso regulado. La decisión no es definitiva y es bastante probable que con el paso de los meses sufra alguna que otra modificación. Pero, de momento, quienes deseen ir al extremo más occidental de la isla un fin de semana o día festivo entre las 10 y las 5 de la tarde deben hacerlo en una guagua de TITSA.

Prohibir la entrada a vehículos particulares durante esas horas ha sido una decisión que ha levantado bastantes ampollas en la población, especialmente, entre los buenavisteros. La novedad de contar con un lugar regulado al tráfico choca con la concepción de ir “cómo y cuándo queramos”, argumento principal que esgrimen quienes se oponen a la medida.

Sea como fuere, el 14 de enero pasará a la historia como el primer día en que Punta de Teno contó con una línea de guagua. El otro Teno, el Alto, la perdió hace 5 años. Casualidades de la vida, ahora acceder al caserío de medianías se antoja más difícil que disfrutar de la punta del Noroeste.

Este sábado dejó muchas imágenes para la posteridad. Detalles, anécdotas, instantáneas inéditas en Buenavista. Para que la primera guagua saliese rumbo a Teno tuvo que haber otra que realizase previamente el recorrido. Los responsables de TITSA querían tener todo bien atado para evitar posibles fallos que alimentasen la polémica. A pesar de ello, el pueblo despertó tranquilo. La plaza de los Remedios respiraba movimiento con el habitual mercadillo del agricultor de los sábados, acompañado en esta ocasión por talleres medioambientales realizados por el Cabildo con motivo de la puesta en funcionamiento de la guagua.

Lo más llamativo fue, como se esperaba, la señalética. Los carteles de TITSA se repartían por el casco. Ir a Teno se antojaba ahora mucho más fácil, al menos, gracias a la información reflejada en las paradas de la nueva línea 369.

La guagua hizo un viaje de prueba antes de estrenar la línea

Pasan las 10 de la mañana y la primera guagua hace su aparición por la calle La Alhóndiga. Trae desde la estación a dos turistas alemanas. No son conscientes de la novedad del servicio hasta que ven entrar en el microbús a políticos y periodistas. Solo sabían de la existencia de una guagua gracias a un periódico alemán.

Coromoto Yanes, Miguel Becerra y Ofelia Manjón. Los responsables insulares de Participación Ciudadana, Fomento y Carreteras, los mismos que el pasado 20 de diciembre recibieron las quejas e increpaciones de muchos buenavisteros, ahora se suben a la guagua con expectación pero sin ocultar su satisfacción por haber ejecutado la regulación de la Punta de Teno. Todos abonan el euro correspondiente. También los periodistas y cámaras. Nadie queda exento.

En Triana se suben cuatro jóvenes del municipio. Caña en mano y dispuestos a pescar en uno de los fondos marinos más ricos de Tenerife, se encuentran sin quererlo con una guagua ‘especial’. “Voy a decirle a mi madre que hoy salimos en la tele”, se dicen atónitos tras ser recibidos en la puerta del vehículo por una nube de cámaras. Eran los primeros buenavisteros en subirse a la 369. Ya no tenían que ir andando hasta Teno Bajo. Gracias a la nueva línea de guagua, pudieron incluso bajarse en el lugar deseado, Los Draguillos, sin necesidad de bajar hasta el faro.

La guagua llegó a La Ballenita. Fin del trayecto. Los políticos se fueron. Los periodistas se quedaron. Teno sigue siendo el mismo, pero con una molesta calima que difumina los acantilados de Los Gigantes. Por lo demás, solo se han añadido dos baños portátiles y la zona de estacionamiento de la guagua, aunque faltan servicios por cubrir. Un empleado de Gesplan recoge la basura del entorno. Se trata de un buenavistero contratado por el Cabildo a partir de la regulación. Junto a otro lugareño, se turnan para conservar el lugar.

Una decena de coches de bañistas y pescadores ocupan las zonas de aparcamiento. Habían llegado antes de las 10 de la mañana y, por tanto, pudieron acceder con total libertad. Un pescador del lugar recibe la atención de los periodistas. Él no conduce y hoy lo han traído en coche, pero agradece que a partir de ahora tenga una guagua los fines de semana. Eso sí, no ve oportuna la regulación. “La gente de Buenavista no se quejó por la guagua, sino porque se quería prohibir entrar a Teno”, apunta.

Una pareja cordobesa también ha llegado a la Punta en coche. Ajenos a la novedad de la regulación y maravillados por el paisaje que tienen ante sus ojos, opinan que el lugar merece la pena ser conservado. Les ha llamado la atención la libertad con la que unos cangrejos transitaban entre las rocas, sin ser molestados por una masificación de turistas. También creen que los vecinos de Buenavista deberían poder acceder sin ninguna restricción.

La segunda guagua llega con 15 turistas

A las 11 y 25 minutos regresa la guagua. Ahora sin periodistas ni políticos, 15 turistas ponen los pies en Teno. Todos son extranjeros, salvo una pareja de catalanes. Dos holandeses, tras observar el lugar, retornan inmediatamente a Buenavista en la misma guagua. Aquello parece que no es lo suyo. Otro extranjero lamenta que no haya más paradas en Teno Bajo para poder coger el microbús de forma más cómoda. El resto del pasaje comienza a explorar la zona.

De regreso al casco histórico, la plaza de Buenavista es un lugar con bastante movimiento, aunque los políticos locales no se ponen de acuerdo. La alcaldesa, Eva García, cree que la guagua ha animado la actividad del municipio. El concejal Esteban Lorenzo, de Sí se puede, opina por su parte que no hay diferencia entre este sábado y otro cualquiera.

La guagua sigue apareciendo por la plaza de los Remedios de hora en hora. Los vecinos siguen con sus quehaceres y no se escuchan críticas. En todo caso, habrá que esperar. El Club Náutico Punta de Teno ya ha anunciado una movilización en los próximos días para protestar con la regulación del acceso que puede ser el germen de otras tantas en la isla a medio y largo plazo. La siguiente, quizás, no quede muy lejos. Masca está en el punto de mira de todos. Habrá que esperar.

Avatar
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.