Cuando pasar miedo pasa por contar un cuento

ArteTerror es una de las actuaciones más exitosas que cosecha el Festival del Cuento de Los Silos cada año

0

La historia del Festival Internacional del Cuento de Los Silos no podría entenderse sin uno de sus platos fuertes: ArteTerror. Conocidas popularmente como las noches de Terror, “se trata de una de las sesiones más demandadas por el público que asiste al Festival. De hecho, las entradas para los distintos pases se agotan a los pocos días de ponerse a la venta”, afirman desde el certamen.

ArteTerror es mucho más que una ruta del miedo. En ella se juega no solo con el simple susto, sino con la experimentación de las emociones por medio del relato terrorífico. El director del Festival vincula el éxito de estas sesiones a las sensaciones corporales. “Cuando tienes miedo, te asustas; cuando un cuento te hace sentir miedo, te sudan las manos, tienes escalofríos…”, apunta Ernesto Rodríguez Abad. Se trata, en definitiva, de experimentar reacciones físicas al relato de miedo.

Para Rodríguez Abad, “que nos guste asustarnos es tan antiguo como la humanidad y parte del éxito de ArteTerror está ahí, porque muchas veces el público necesita sentir esa sensación.” Pasadizos llenos de terribles sorpresas, secuestros en medio de la noche silense, gritos que se escapan a lo lejos… Cada detalle se conjuga a la perfección con la interpretación de narradores profesionales y actores amateurs.

En ArteTerror juegan un papel fundamental los componentes de TeatroSilos, un grupo de vecinos que participan cada año en el Festival interpretando una obra alusiva a la temática de cada edición. Para actores como Elvira o Moneyba, con varios años actuando en las noches de terror de Los Silos, la interpretación es muy distinta a la que realizan en las obras para público familiar en la plaza. “Jugamos con el miedo a través de la gesticulación, que acompaña perfectamente a la narración”, señala Elvira, la actriz más veterana de TeatroSilos.

Como novedad este año destaca la apuesta del Festival por el terror infantil. Acompañados de sus padres, los niños mayores de 6 años podrán asistir a las distintas sesiones de los cuentos de miedo para familias, una experiencia innovadora que aspira a convertirse también en un éxito.