Mucho más que unas fiestas de barrio

La Caleta de Interián honra cada mes de noviembre a su patrón, San Andrés Apóstol, con actos a la altura de cualquier fiesta de renombre

0
Fotografía: Foto Rodríguez.

No son unas fiestas cualquieras. De hecho, todo Daute sabe que las de La Caleta son las fiestas más importantes de un barrio en toda la comarca, compitiendo incluso con la de alguna capital municipal. La división administrativa de la localidad en dos municipios, lejos de fragmentar a los caleteros, los ha unido de tal forma que cualquier acto festivo que en ella se realice cobra relevancia en toda la Isla Baja. Tal es así que la fiesta de San Andrés se celebra sí o sí el 30 de noviembre, a pesar de ser día laborable tanto en Los Silos como en Garachico.

En La Caleta siempre se apuesta por los fuegos

Cada comisión de fiestas busca dejar su sello particular en la elaboración del programa de actos. La de este año, entre otras cosas, será recordada por la impresionante decoración de la plaza de la iglesia, con cientos de cintas rojas y verdes, la bandera oficiosa de La Caleta de Interián, cubriendo el recinto. Los vecinos, quizás animados por la vistosidad de la plaza, se han sumado esta semana a engalanar todas las calles por donde discurrirán las procesiones de la Víspera y del Día grande. El presidente de la comisión de 2016, Alex de la Rosa, solo tiene palabras de agradecimiento a los caleteros. “No fue una iniciativa nuestra, pero quizás los vecinos se han animado a enramar las calles al ver el empeño que hemos realizado desde la comisión”, apunta.

Mención especial merece la gala de la reina, que se saldó con la elección de Carla Curbelo. La lluvia amenazó durante todo el sábado con hacer acto de presencia por la noche, pero la comisión de fiestas decidió apostar por no suspender la gala y, finalmente, la meteorología les dio la razón. “Se preveía que durante la noche el cielo se abriera y así fue”, señala de la Rosa, agradecido por todas las palabras de elogio que han recibido por el desarrollo del acto.

Fotografía: Foto Rodríguez.

Pero si hay algo que destacar en las fiestas de San Andrés son los espectaculares fuegos aéreos y acuáticos lanzados desde la playa de La Caleta en la noche de la Víspera, cada 29 de noviembre. Nadie oculta que la exhibición pirotécnica supone uno de los grandes gastos económicos del presupuesto de toda la fiesta, pero nunca se desvela la cantidad exacta. “En La Caleta siempre se apuesta por los fuegos”, sentencia Alex de la Rosa. Y no les ha ido nada mal. Año tras año logran reunir a miles de personas que incluso se desplazan de otros lugares de la isla para presenciar los fuegos en honor a San Andrés. Y no importa que al día siguiente haya que trabajar. “A nosotros nos da igual; se invita a todo el mundo a venir, pero siempre miramos por nosotros”, finaliza el presidente de la comisión.

Avatar
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.