“Quien está ahora al frente del Ayuntamiento es Eva García, no Aurelio Abreu”

La alcaldesa de Buenavista del Norte niega que el vicepresidente del Cabildo sea el alcalde en la sombra y asegura se sentían avalados para pactar con Coalición Canaria

0
409

Han pasado casi 15 meses desde que Eva García se convirtió en la primera alcaldesa de la historia de Buenavista del Norte, recuperando además el Gobierno para el PSOE cuatro años después. En menos de año y medio de gestión, ha tenido que hacer frente a problemas como el derrumbe de la carretera de Punta de Teno o la deuda municipal, dentro de un Gobierno formado in extremis entre los socialistas y Coalición Canaria. Entre los objetivos de García para este mandato destacan dos: una mayor participación vecinal y vincular las medianías con el casco del municipio.

Su llegada a la alcaldía fue bastante sonada debido a un pacto conocido a última hora entre el PSOE y Coalición Canaria. ¿Cómo cree que se ha tomado el pueblo en general este acuerdo?

Siempre lo he dicho. El PSOE estaba legitimado para poder realizar un pacto con CC porque empatamos en concejales con Sí se puede, un grupo que estaba gobernando pero al que los vecinos no habían avalado para seguir haciéndolo en solitario. Creíamos que era importante dotar de estabilidad al municipio tras un Gobierno en minoría. Creo que estamos más que avalados para hacerlo, primero con David Baso y luego con Ángeles González, con los que la realización es muy buena. El balance general es muy positivo.

¿Cómo son las relaciones con su socio de Gobierno? PSOE y CC no se han llevado históricamente bien en Buenavista…

Lo bueno que tiene llegar nuevos es que tanto David Baso como yo no traíamos ‘muertos’ de atrás, no venimos con mochilas. Las relaciones personales entre los dos fueron muy buenas. Durante la etapa de ambos en la oposición traíamos posicionamientos conjuntos y no es de extrañar que hiciéramos este pacto después. La política da muchas vueltas y hay veces que puedes pactar con unos o otros, pero al final la política la hacen las personas y, en ese sentido, la relación tanto con David Baso como con Ángeles González es muy buena.

¿David Baso le contó los motivos reales de su dimisión? ¿Cree que fue por motivos personales o tuvo alguna presión de CC?

David Baso fue bastante sincero con nosotros desde el primer momento. Yo lo creo y lo creí en su momento. Las razones eran simplemente personales. Él me lo explicó. A parte de compañeros éramos amigos y yo lo entendí perfectamente. No hubo ningún problema; de hecho, se le facilitó tomar la decisión, que ya estaba bastante avanzada. No le guardamos rencor porque entendemos la situación personal que le llevó a tomar esa decisión.

¿Cómo encontró el Ayuntamiento a nivel económico?

Encontramos un Ayuntamiento como mismo se lo encontró el anterior grupo de Gobierno de Sí se puede, con una situación económica bastante delicada, una deuda importante y un activo patrimonial muy grande pero que lo encontramos bastante deteriorado. En este primer año de mandato hemos intentado ponernos al día, pero en un año es muy difícil arreglar algo que ha sufrido tantos años de abandono. Estamos intentando solventar la deuda con los bancos y con esa intención hemos logrado negociar uno de los préstamos, ahorrando 20.000 euros. Además, con las medidas del Gobierno nos vamos a ahorrar unas cantidades considerables. En el 2018 podremos decir que Buenavista va a ir saliendo del ranking de los municipios canarios más endeudados.

“Sí se puede no hizo nada para amortizar la deuda”

La deuda municipal aumentó en 3 millones de euros tras el primer año de Antonio González como alcalde. Desde Sí se puede aseguraron que esos 3 millones estaban en facturas escondidas en los cajones. ¿Realmente fue así?

Yo en ese momento estaba en la oposición y había facturas sin consignación presupuestaria. Con las medidas llevabas a cabo por el Gobierno del Estado, había que regular esas facturas. Ahora mismo estamos en 6,5 millones de euros de deuda, más o menos, pero Sí se puede tampoco hizo nada para amortizarla. Solo se dedicaron a pagar las mensualidades que correspondían y a negociar el pago a proveedores, unos 2 millones de euros. No fue una política exhaustiva de amortización de deuda sino que simplemente se dedicaron a pagar las letras que debían.

¿Cómo se lleva el sambenito de ser el pueblo más endeudado por habitante de la provincia?

Es un sambenito que tienes que compaginar con el día a día, con el mantenimiento de las infraestructuras pero también con la prestación de servicios con la mejor calidad. Estamos intentando llegar a una eficiencia del servicio, tanto económico como de prestación del mismo. Se están tomando medias en la piscina municipal, que es uno de los servicios que económicamente puede ocasionar más problemas, y también en otros. Optimizar los recursos es lo que hace que bajemos el endeudamiento. El sambenito se lleva, pero no es algo que nos condicione.

¿Se considera heredera de la gestión de Aurelio Abreu como alcalde?

Lógicamente uno lleva unas siglas detrás y unos compañeros que trabajaron en su momento por un municipio que no tenía nada y que ahora tiene prácticamente todo. Nos tenemos que sentir orgullosos de ello; pero sí es verdad que quien está ahora al frente del consistorio es Eva García, no Aurelio Abreu, como muchos hacen creer diciendo que es la misma gestión. No, el Gobierno ha cambiado. Las gestiones las toman ahora Eva García y su grupo de Gobierno. Sí es verdad que Aurelio Abreu fue un activo en el pasado, lo es ahora como vicepresidente del Cabildo y lo seguirá siendo en el PSOE, pero las decisiones las toma este grupo de Gobierno.

¿Le consultan algunas decisiones que toman en el Ayuntamiento a Aurelio Abreu? Gobernó el municipio durante 25 años…

Solemos hablar como compañeros de partidos. Él pertenece al comité local del PSOE de Buenavista y mantenemos conversaciones sobre diferentes asuntos, incluso a la hora de buscar financiación y abrir puertas o ver a qué administración tenemos que dirigirnos. Asesora en cierta medida, pero no es condicionante para nada en la gestión del municipio.

Hablemos de Punta de Teno. ¿Cuando el 12 de julio le avisan de que se ha caído un trozo de la carretera, lo primero que se le viene a la mente es “esto se venía venir”?

No, lo primero que se me viene a la mente es: “como haya alguien en el fondo del barranco, me muero”. Estaba en casa, ese día había llegado tarde y nada más llegar la Policía Local me informa del fallecimiento de un vecino haciendo deporte en Teno Alto. Al mismo tiempo me dicen que se ha caído la carretera de Teno, pero no tenían datos exactos. Yo pensé que era la de Teno Alto porque estaba en obras. Cuando miro por la ventana hacia la carretera de Punta Teno Bajo y veo un desprendimiento, no hice sino salir volando para allá con la preocupación enorme de que hubiera alguien afectado. Fui una de las primeras personas en llegar tras algunos vecinos y lo primero que vi es que no había ningún afectado, lo que supuso un alivio tremendo. Nunca hubiese imaginado que se pudiera caer la carretera. Ahora es fácil decir que se veía venir. Yo hubiese pensado en problemas de desprendimientos en las zonas donde no se actuó o que incluso hubiese fallado alguna malla de seguridad, pero nunca me imaginé que fallase la carretera.

“Como haya alguien en el fondo del barranco, me muero”, pensó tras el derrumbe de la carretera de Teno

¿Fue precipitado abrir la carretera el año pasado mientras aún estaban en obras o se hizo con todos los requisitos?

Creo que el Cabildo reaccionó ante una demanda de los vecinos, que pedían abrir la carretera. Además, tomaron la decisión porque los trabajos de asfaltado se iban a dilatar semanas o meses. No fue una demanda del Ayuntamiento ni mía. Yo optaba por abrir con toda la seguridad del mundo, y el Cabildo así creyó que era, que se podía circular con total seguridad. Precisamente el día del derrumbe había hablado con el director insular de Fomento, Miguel Becerra, que me aseguró que el asfaltado comenzaría en un par de días. Y precisamente por la tarde se cae la carretera. El problema no era del asfaltado sino de que los cimientos no eran los correctos. Una carretera de 50 años ha ido cediendo y nadie se dio cuenta o, por lo menos, no dio la voz de alarma. Yo agradezco enormemente a todas las entidades que participaron en el rescate porque fue un efecto respuesta muy bueno y al final salió todo en las mejores condiciones.

La noticia de que el Cabildo quiere prohibir a los turistas el acceso a Punta de Teno en vehículos privados ha generado división de opiniones. La intención es que sea primero TITSA quien ofrezca el servicio y luego una empresa privada. El Ayuntamiento de Buenavista quiere que esa empresa sea de la comarca. ¿Teme que la empresa busque rentabilizar el negocio y se prime el interés económico antes que el servicio público?

Tenemos una reunión este martes con el Cabildo y los vecinos. Yo había hablado con Carlos Alonso el miércoles cuando se dio a conocer la noticia, en la que ante una pregunta en rueda de prensa expuso una pretensión del Cabildo. Restringir el acceso a vehículos privados es una decisión que no está tomada del todo porque no se había consensuado del Ayuntamiento. A mí me hubiese gustado, como he dicho muchas veces, que el municipio participase en esa decisión. Queremos que la información sea lo más efectiva y verídica posible al ciudadano para su tranquilidad. Vemos con buenos ojos la regulación de la carretera y tenemos que sentarnos con el Cabildo y conformar cómo se va a hacer. Cuando Alonso vino a ver las obras de la carretera me comentó la posibilidad de regular el acceso por transporte público. Yo le dije que no podíamos tolerar un verano como el del año pasado, donde en un lugar donde caben 100 coches apareciesen 700. Nuestra demanda es que, si se regula el acceso a Punta de Teno, el beneficio lo puedan tener los vecinos del municipio y que sean trabajadores de aquí los que presten ese servicio. Igual al final se determina que el transporte lo gestione el Ayuntamiento, pero queremos que los beneficios repercutan en los vecinos. No solo con el transporte sino también otros servicios en la Punta.

¿Van a celebrar un pleno extraordinario sobre ese asunto como pide Sí se puede?

He hablado con Antonio González y le he pedido que la próxima semana nos veamos tras la reunión con el presidente del Cabildo. Tenemos pleno ordinario el 27 de septiembre y al igual incluso podemos tratarlo allí. Es cuestión de la negociación a la que lleguemos. Por nuestra parte no va a haber ningún inconveniente. Es más, estamos de acuerdo en que la zona debe regularse, pero tenemos que limar algunas cosas. En esto debemos estar de acuerdo los dos grupos políticos.

“El Consorcio se está quedando atrás en algunas iniciativas”

Cuando muestra su intención de consultar a los vecinos tanto en el acceso a Punta de Teno como Masca, ¿se refiere a reuniones públicas o busca ir más allá y poner urnas para votar?

Nosotros podemos hacer un proceso de participación de las cosas que competen al Ayuntamiento de Buenavista. No podemos hacer una consulta ciudadana sobre algo que no es competencia nuestra. En Masca ya se está haciendo un proceso de participación bastante efectivo a pesar de que hay algunas voces discrepantes, a través de la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo para alcanzar acuerdos con los vecinos y que se pueda regular el acceso al barranco y solucionar otras problemáticas del caserío. No solo tienen que ser reuniones informativas como se ha hecho hasta ahora durante todos los mandatos del municipio, sino que también la gente pueda participar y hablar. También a través de la nueva página web del Ayuntamiento.

El patrimonio rural de Buenavista es uno de los grandes tesoros de la comarca. ¿Se está aprovechando bien?

No. El potencial importante de Buenavista está en el Parque Rural de Teno y no hemos sabido canalizar toda la afluencia turística para que económicamente revierta en el municipio. Ahora mismo estamos llevando muchas iniciativas a las zonas rurales porque tenemos que intentar vincular el Parque Rural con el casco del municipio. Queremos, por un lado, conectar Masca con Punta de Teno a través de la ampliación del embarcadero de Teno y darle la posibilidad de visitar la comarca a las personas que bajen el barranco. No queremos un puerto de Garachico, sino un embarcadero digno donde barcos de 9 o 15 metros puedan atracar y dejar a sus pasajeros para que, a través del transporte público, lleguen a distintos puntos de la comarca. Queremos conectar también el Parque Rural llevando servicios a las zonas rurales, como las jornadas de turismo.

¿La energía de los molinos de viento se puede rentabilizar mejor para que repercuta más en el suministro energético de Buenavista?

Con la última normativa de energía eólica del Estado, los beneficios del parque eólico no son tan grandes como otros años. Llegó a equipararse con el gasto de energía eléctrica de todo el municipio. Ha descendido la rentabilidad, pero la posibilidad de ampliar el parque, no en cantidad de aerogenerador sino de potencia, está encima de la mesa. Tenemos que ponernos de acuerdo todos los socios para llevarlo a cabo.

¿La central hidroeléctrica es buena para la comarca?

Si, fantástico. Tenemos que explotar las energías renovables en la Isla Baja. Ese es el futuro. Podríamos ser nuestra propia isla de El Hierro y autoabastecernos de energías verdes.

¿A Buenavista le beneficia estar en el Consorcio Daute-Isla Baja?

Sí, porque nos necesitamos todos los municipios de la Isla Baja y nos complementamos. El que viene a Buenavista ha pasado por Garachico y Los Silos, o el que va a Garachico sube a El Tanque. En el pasado fue mucho más efectivo porque se llevaron a cabo proyectos importantes como el campo de golf o el puerto de Garachico. Es importante seguir unidos, porque la unión hace la fuerza. La relación entre cuatro los ayuntamientos es muy buena y en todo momento estamos dispuestos a aunar esfuerzos para llevar a cabo políticas concretas.

Si usted fuese la gerente del Consorcio, ¿haría algo más? ¿Quizás mancomunar servicios?

El Consorcio se está quedando un poquito atrás en iniciativas como solicitar financiación europea a la que podríamos optar, en eficiencia energética o a la hora de hacer proyectos conjuntos. Ahora mismo solo mancomunamos la compra del cloro para el agua potable. Ahora podemos hacer más cosas. En un pasado se mancomunó el servicio de basura. ¿Por qué no podremos recuperarlo? Podríamos mancomunar también otras cosas como el ajardinado o el sector comercial…no solo la actividad cultural.

Avatar
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.