La tarde en que San Roque abandonó la Isla Baja

La imagen del santo partió este sábado desde El Guincho para visitar Icod de los Vinos en su peregrinaje extraordinario

0
211

 La visita de San Roque por todos los barrios de Garachico y localidades vecinas, que comenzaba la semana pasada en El Guincho, está dejando día tras día imágenes históricas, como no podía ser de otra forma ante un acontecimiento inédito. E histórica ha sido, lógicamente, la llegada del santo de Montpellier a la ciudad de Icod de los Vinos, uno de los lugares del Noroeste de Tenerife donde más devoción se le profesa.

Histórico fue el momento en que San Roque cruzaba el límite municipal entre Garachico e Icod en las afueras de El Guincho e histórico fue su trayecto por la carretera general de la comarca. El que será a partir de noviembre copatrón de Garachico dejaba atrás la Isla Baja en torno a las 5 de la tarde y marchaba rumbo a la Ciudad del Drago arropado por sus vecinos.

“Nos lo vamos a quedar”, bromeaban algunos icodenses

El carril de aceleración del TF-42 alivió el tráfico y no se produjeron retenciones como las ocasionadas la semana pasada en su traslado desde la ermita hasta El Guincho. Aún así, no fueron pocos los coches que aminoraban la marcha cuando sorpresivamente se encontraban con San Roque ascendiendo hacia la ciudad. “Icod ha tenido mucha relación con Garachico, aunque históricamente haya habido algún desencuentro, pero hoy toca celebrar la unión entre todos a través de una imagen religiosa”, indicaba Heriberto González durante el traslado. El alcalde garachiquense, al frente de la comitiva, reflexionaba sobre el acontecimiento que en apenas unos minutos se iba a vivir en el casco de Icod. “Hay muchos icodenses que tienen devoción por San Roque durante siglos y ahora nosotros le devolvemos la visita al igual que ellos lo hacen el 16 de agosto en la misa de los peregrinos. Todo elemento que sirva de unidad es bueno.”

Una marea de icodenses recibió a San Roque junto de la plaza de América. Con puntualidad, a las 6 de la tarde, la imagen del santo salía de su carroza de viaje y salía al encuentro de la ciudad de Icod. Sus vecinos acudieron prontos a cargar al santo y portarlo a hombros hasta la iglesia de San Agustín, acompañados por las corporaciones municipales ambos ayuntamientos. “Nos lo vamos a quedar”, bromeaban algunos icodenses durante la procesión por el casco de la ciudad.

La visita de San Roque a Icod coincidió con el día en que el municipio renueva el voto que le hizo a la Virgen de Gracia en 1812. Tras la misa en San Agustín, el santo y la Virgen partieron hacia la iglesia del Espíritu Santo entrada la noche. Las circunstancias hicieron que, por caprichos del tiempo, San Roque no pudiese pernoctar en la parroquia matriz de San Marcos, cerrada al culto por las obras de restauración. A pesar de ello, la intensa jornada vivida este sábado pasará a la historia como la tarde en que San Roque salió de la comarca de Daute para estrechar los lazos históricos con sus vecinos de Icod.

Avatar
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.