Los Silos presume de identidad sonora con el repique de campanas de la Luz

La noche del 31 de agosto marca el inicio de las fiestas de La Luz con el repicar de las campanas de la mano de Miguel Ángel Adán

0

Hay ciertos elementos de la idiosincrasia de los pueblos que marcan su propia identidad. En el caso de la Villa de Los Silos, una de sus características es el repique de las campanas de la iglesia de la Virgen de La Luz. Un sonido que marca el inicio de las fiestas bajo esta onomástica y que es una de las tradiciones con más solera de la villa.

En la medianoche de este 31 de agosto, Miguel Ángel Adán procederá a hacer el tradicional repique. Siempre se realiza en esta fecha para indicar que comienza el mes de septiembre. Un mes sinónimo de fiesta en Los Silos. Así, uno de los momentos más esperados por vecinos y visitantes dará el pistoletazo de salida a unas fiestas que datan de inicios del siglo XVIII.

El sonar de las campanas se oirá tras la lectura del pregón que se celebrará hoy, miércoles 31, a partir de las 21.30 horas en el patio del antiguo convento de San Sebastián a cargo de la silense Aurora María Dávila González. Un día lleno de momentos que indican que Los Silos está de fiesta.

Inmediatamente después de la última campanada, la fanfarria juvenil de Los Silos comienza a tocar y, como marca la tradición, se reparten rosquetes y licores entre los asistentes.

Este repique, seña de identidad de la Villa de Los Silos, se realiza de modo manual la noche del 31 de agosto y durante el resto de las fiestas suena de manera automática por la tarde. No obstante, antiguamente se repicaba todos los días desde el último día de agosto hasta el 8 de septiembre a las 6.00 y a las 18.00 horas.

La técnica del repique no es algo que esté al alcance de todos ya que necesita de cierta destreza, coordinación y ritmo. “Y constancia”, apunta el campanero actual: Miguel Ángel Adán. Él es el encargado de reproducir este sonido tan significativo para la villa. “Llevo repicando desde que tenía unos 8 o 10 años, yo era monaguillo”, asegura. Menciona a algunos de sus predecesores como Juan Pedro, Agustín o el más inmediato: Antonio Dorta que fallecía hace aproximadamente un mes por lo que este año el repique será un tanto especial.

“Llevo repicando desde los 8 o 10 años, yo era monaguillo”

Aunque sólo reproduce la técnica una vez al año durante su niñez sí que pudo hacerlo más a menudo. “Es como montar en bicicleta, nunca se olvida”, define. El futuro del repique parece asegurado gracias a que cada año diferentes jóvenes acuden a observar la técnica del repique, cuenta Miguel Ángel.

A la espera del BIC

El Ayuntamiento de Los Silos aprobó por unanimidad en 2014 la petición al Cabildo Insular de Tenerife para declarar los repiques y también la elevación de la Virgen de La Luz como Bien de Interés Cultural. Casi dos años después, no se ha obtenido esa clasificación merecida.

Sin embargo, para los silenses y visitantes no hace falta que un reconocimiento externo les diga que empiezan las Fiestas de La Luz ya que el sonido de los repiques se oye bien alto y claro en la Villa cada medianoche del 31 de agosto.

Avatar
Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Comunicación institucional y gestión de redes sociales.