“A El Tanque le falta inversión”

El alcalde socialista, Román Martín, reconoce la “enorme” dependencia inversora del exterior de su municipio y aboga por priorizar el gasto en las demandas básicas de los vecinos

0
236

Salió reforzado del pacto PSOE-PP en la pasada legislatura y ahora afronta “más cómodo” su segundo mandato al frente del consistorio con una holgada mayoría absoluta. Es uno de los alcaldes más jóvenes de Canarias (1983) y espera la colaboración de las instituciones supramunicipales para desbloquear los grandes proyectos que ansía El Tanque.

¿Se han calmado las tensiones con Coalición Canaria y Nueva Canarias?

Ahora mismo esa etapa tan convulsa se ha acabado. Seguimos teniendo diferencias ideológicas pero, entiendo, dentro de la objetividad. Las propuestas del grupo de Gobierno son arropadas por la oposición y viceversa. Se está empezando a notar el desbloqueo de proyectos que quizás en el anterior mandato no podíamos realizar.

Nueva Canarias a través de las redes sociales le acusa de dictador… ¿qué tiene que decir ante estas descalificaciones?

Si tiramos de hemeroteca, Pablo Estévez (líder de Nueva Canarias en El Tanque) ha acusado de dictador a todos sus rivales políticos: Federico Pérez, Jesús Fariña, Faustino Alegría y ahora yo. Lo cierto es que las sesiones plenarias se desarrollan con normalidad. Le damos capacidad a la oposición de presentar cuantas mociones, propuestas o críticas estimen convenientes. A nadie le sorprenden estas acusaciones porque él siempre ha tenido una línea muy marcada contra mi persona.

“Pablo Estévez ha acusado de dictador a todos sus rivales políticos”

UGT y CC.OO. le acusan de no haberse reunido con ellos para tratar una supuesta persecución laboral al arquitecto técnico del consistorio…

Desmiento las acusaciones de los sindicatos. Es totalmente falso y además es público. Recientemente, mantuvimos una mesa de negociación con los representantes de estos sindicatos. Se trató la convocatoria de la plaza de funcionario para ocupar el puesto de arquitecto técnico recomendada por la secretaria del Ayuntamiento. El puesto de arquitecto técnico está ahora ocupado por personal laboral y lo que hacemos es convocar con carácter funcionarial la plaza de la Oficina Técnica. Si eso se entiende como persecución, lo desmiento.

Es su segunda legislatura al frente del Consistorio siendo uno de los alcaldes más jóvenes de Canarias, ¿cuáles están siendo las principales diferencias entre una y otra?

Cierto. Soy el alcalde más joven de Canarias junto al de Breña Baja y los dos hemos conseguido mayoría absoluta en la segunda candidatura tras salir de un pacto… En este nuevo mandato estamos con la ilusiones renovadas y desbloqueando financiación para el municipio. Trabajar con mayoría absoluta permite hacerlo con mayor comodidad pero también seguir manteniendo líneas de colaboración y de consenso con los grupos de la oposición.

Ha descendido la deuda municipal, ¿qué sacrificios ha tenido que hacer?

En 2011 nos encontrábamos en una situación muy preocupante con 1 millón de euros de deuda a proveedores y otro millón en diferentes actividades financieras. Hemos logrado renegociar algunos contratos de servicios que teníamos con diferentes empresas para tratar de aminorar los gastos corrientes y, por otro lado, hemos llegado a acuerdos con entidades bancarias: hemos pasado de tener siete préstamos a dos. Nos adherimos al Real Decreto de pago a proveedores que ha permitido a las pequeñas y medianas empresas cobrar sus facturas. Es verdad que pusimos en marcha un plan muy ambicioso pero a la vez necesario, como reajustar el capítulo de personal, disminución del capítulo IV de transferencias corrientes e implantar medidas de organización para tratar de reducir el elevado nivel de deuda que tenía el Ayuntamiento. Los números hablan por sí solos: hace cuatro años estábamos entre los pueblos más endeudados de Tenerife y ahora estamos en el puesto número 8. Ha habido un avance importante que nos ha permitido tener liquidez y, por lo tanto, más ratios de inversión.

Entendemos que el presupuesto de un municipio como el suyo es pequeño: 2 millones de euros… Su deuda es la mitad. ¿Cómo puede gestionarse una localidad así?

El primer paso es aprobar un presupuesto real. Si acudimos a la hemeroteca, podemos comprobar que el Ayuntamiento tenía un presupuesto de 4 millones de euros cuando en realidad el presupuesto-ingresos de El Tanque son 2.600.000 euros. Por lo tanto, lo primero es plantear un presupuesto real y adaptar el marco presupuestario a esos ingresos. Incluso haciendo todos los esfuerzos mencionados hemos tenido una pequeña cantidad de inversión, unos 71.000 euros. Tenemos una dependencia exterior enorme. Prácticamente todas las inversiones que se hacen en el municipio dependen de instituciones superiores.

¿Qué le falta a El Tanque?

Es una gran pregunta. A El Tanque le falta inversión. Somos un municipio muy pequeño, el segundo menos poblado de la isla y eso, obviamente, lleva aparejado una escasez de recursos económicos. Tenemos una dependencia exterior bastante importante. Aunque contamos con los cimientos para ser un gran municipio, la dependencia del sector económico es fundamental. Los pasos que se están dando han sido muy positivos, como la apertura del anillo insular, que nos ha permitido colocarnos en el mapa y generar nuevas expectativas comerciales e, incluso, inversoras. El Tanque tiene escasez de recursos económicos, de vivienda para los jóvenes, de agricultores profesionales y de infraestructuras. Se están dando los pasos necesarios para tratar de poner de relieve cuáles son los principales problemas del municipio y tratar de solucionarlos con la implicación del resto de administraciones superiores.

¿Un ciudadano de El Tanque goza de las mismas condiciones de vida que el resto de vecinos de la comarca?

Me atrevería a decir que prácticamente tiene los mismos servicios que el resto de la comarca, pero hay una diferencia notable respecto a otros ciudadanos de la isla, por ejemplo, del área metropolitana. No tenemos unos servicios sanitarios y educativos tan buenos, ni inversiones tan importantes como en otros lugares de la isla. Debemos posicionar al Norte de Tenerife y reclamar mayores ratios de inversión que permitan un desarrollo equilibrado de la isla, y por supuesto, de los ciudadanos de Tenerife.

¿El Consorcio Daute-Isla Baja es útil para El Tanque?

Sí, desde luego. Hay muchas acciones que se desarrollan y se impulsan desde el Consorcio. Si hacemos un análisis comparativo de los últimos años, creo que la implicación del Consorcio ha beneficiado al conjunto de la comarca. Tenemos un modelo bastante consensuado con los diferentes ayuntamientos y, además, el Cabildo de Tenerife últimamente se está involucrando de forma decidida en el impulso de la comarca. Soy optimista y espero que muy pronto se comiencen a ver los frutos sembrados a través de las negociaciones con el Cabildo y el Consorcio.

“La etapa de las grandes obras faraónicas se ha acabado”

¿Es viable? ¿Cree que es necesaria la renovación en este ente o su desaparición?

El Consorcio es un foro interesante que debe tenerse en cuenta por muchos años, porque es un espacio donde todos los alcaldes nos sentamos, ponemos en valor los problemas comunes que afectan a la comarca y además, el Cabildo está presente y es partícipe de ellos. La etapa de los grandes proyectos millonarios, de las obras faraónicas, ha acabado y debemos plantear políticas de acuerdo al nuevo marco presupuestario en el que estamos: reales, adaptadas a las circunstancias y sensibles con los problemas que afectan a la comarca. Antes había más liquidez y se podían poner en marcha esos proyectos millonarios, pero hoy la gente nos demanda más empleo, más política social y más integración de los colectivos más desfavorecidos. Por eso creo que debe haber una redefinición de los objetivos del Consorcio y atender las demandas ciudadanas que afectan a toda la comarca.

¿Se equivocaron al planificar los cuatro grandes proyectos, pensando que así iban a solucionar los problemas de la comarca?

No creo que haya sido un error. En un momento donde la comarca estaba deprimida con escasez de inversión había que poner en marcha proyectos notables para tratar de atraer a un mayor número de inversores. Ha sido un acierto el puerto de Garachico, también el campo de golf de Buenavista, pero era otro escenario totalmente diferente al actual. Ahora nos movemos con unas partidas económicas mucho menos generosas y tenemos que atender las principales demandas ciudadanas. Creo, bajo mi humilde punto de vista, que hemos de atender las nuevas necesidades que demanda la comarca.

Recientemente se ha publicado en Diario de Avisos la creación de una Central Hidroeléctrica en la zona El Tanque-Sibora. ¿Puede especificar de qué zona se trata exactamente?

Se trataría de la zona de Los Partidos de Franquis en San José de Los Llanos y la zona costera de Sibora, en el municipio de Los Silos. Constaría de dos balsas de agua de un millón de metros cúbicos cada una que estarán alimentadas por agua desalada del mar. Entendemos que es un proyecto estratégico no solo para El Tanque sino para toda la isla.

¿Le preocupa el impacto visual de este proyecto?

Con la redacción final del proyecto podremos ver el impacto visual. Pero se trata básicamente de esas dos balsas ya mencionadas y de dos tuberías de un diámetro considerable pero minimizadas en el paisaje. Se podrá generar energía tanto en el ascenso y como en el descenso. A través de estos saltos de agua con un desnivel de más de 1.000 metros conseguiremos producir energía y se diversificará la actividad económica del municipio. Según los expertos, se podrá generar el 40% de energía para Tenerife. Es todo un reto y un proyecto de mucha envergadura con 279 millones de euros de presupuesto. Elevaremos una moción al pleno del Ayuntamiento y también al resto de Tenerife para que se sumen a esta causa que puede beneficiar a todos. Creo que el Norte y concretamente la Isla Baja debe hablar del Hospital del Norte y del Anillo Insular pero, también, de la Central Hidroeléctrica.

¿Cuánto va a estar esperando El Tanque por el cierre del Anillo Insular?

Nosotros esperamos que más pronto que tarde este proyecto se culmine y por supuesto pueda entrar en servicio lo antes posible. Me consta que el Cabildo está haciendo un gran esfuerzo, incluso, asumiendo parte de la obra con recursos propios. El Gobierno de Canarias también está aportando recursos propios y me consta que se está barajando la posibilidad de iniciar el proceso de expropiaciones pero desde luego que no nos podemos engañar. Se trata de una obra de más de 300 millones de euros que sin la aportación del Estado es muy difícil que entre en funcionamiento. Por ello, el próximo Gobierno central debe ser sensible con Tenerife y poner en servicios uno de los proyectos estratégicos de la isla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.